Lo bueno y lo malo de Real Cartagena en la primera fecha del Torneo

Lo bueno y lo malo de Real Cartagena en la primera fecha del Torneo

febrero 13, 2018 Desactivado Por Opine En Deportes

El equipo auriverde debutó con triunfo ante Orsomarso en el Jaime Morón y se quedó con los tres primeros puntos en una temporada que será larga.

Real Cartagena empezó con pie derecho la temporada de ascenso del fútbol profesional colombiano en 2018. El conjunto cartagenero se impuso 1-0 a Orsomarso en el estadio Jaime Morón y sumó sus primeros tres puntos en un certamen que tendrá 30 fechas en su fase regular.

Sumar de a tres, y en el primer partido, siempre será positivo. Sin embargo, el equipo que dirige Marco Indaburo dejó algunos detalles que deben corregirse ante rivales con mayor peso.

El mismo entrenador reconoció en rueda de prensa que tendrá que mejorar algunos aspectos, pero se mostró satisfecho por el triunfo ante la afición que los acompañó en el estreno.

En OED recogimos algunos de los aspectos que deben corregirse para el futuro, pero también los buenos detalles que dejó el equipo en el duelo ante los vallecaucanos.

LO MALO

1. La defensa: lució desorientada por momentos e insegura para contener a los atacantes rivales, a pesar de que Orsomarso hizo poco por incursionar en los predios de Luis Vásquez. La mayor desatención se produjo al minuto 27 en el que el rival envió un centro sin aparente peligro, pero entre Ceballos y Orlando Osorio se complicaron y el rival por poco castiga.

2. Falta generación en mitad de cancha: El técnico de Real apostó por un 4-3-3 con Julián Mendoza, Jaime Silva y Kevin Lugo en la zona medular. Los tres son los encargados de recuperar la pelota y repartirla hacia adelante, en busca de los delanteros.

En defensa los tres lucieron sin problemas, pero en la repartición de la pelota se quedaron faltos de creatividad. Es cierto que Orsomarso redujo los espacios en los últimos metros, pero a los mediocampistas se les vio también imprecisos a la hora de llevar la pelota a zona de peligro.

La mejor ocasión llevada por los centrocampistas fue la asistencia de Kevin Lugo a Jorge Obregón al minuto 59. El delantero se encontró solo frente al arquero, pero no supo si gambetear o rematar y Óscar Ramos le achicó los espacios.

3. Hay que definir: Los delanteros se mostraron activos y realizaron jugadas destacables en el partido. Sin embargo, desaprovecharon ocasiones inmejorables para abrir el marcador y tuvieron su cuota de ansiedad al no lograr anotar hasta el minuto 86.

Yainer Acevedo tuvo una en el minuto 29 tras recibir un centro de Obregón. El cartagenero remató en el área, pero el balón se le fue al medio, donde estaba el meta rival.

Murillo también la tuvo al 40’ y el portero y el travesaño le negaron la posibilidad de celebrar -aunque lo haría al final-.

Obregón desperdició el pase al vacío que lo dejó en un mano a mano con Ramos.

El equipo tendrá que trabajar las definiciones si quiere definir los partidos sin sufrimiento y puntuar ante rivales que se cierran y permiten pocas llegadas.

4. Hay que trabajar los centros: Aunque el gol llegó tras un buen centro de Yulián Gómez, al equipo no se le vio bien en los constantes centros que intentó durante los 90 minutos.

Carlos Pájaro pifió en dos ocasiones en las que llegó a fondo por derecha. La pelota se le fue detrás de la portería.

En las constantes llegadas, tanto por derecha como por izquierda, los centros se fueron sin potencia y altos, lo que permitió a los centrales rivales despejar sin problemas, hasta el gol de Murillo.

5. Falta la pausa: La ansiedad de los jugadores -es una plantilla joven- por abrir el marcador ante su hinchada e irse arriba ante un rival que hacía poco los llevó a apresurarse y a elevar las revoluciones durante gran parte del compromiso. La rapidez con la que intentaron rodar la pelota les hizo cometer varias imprecisiones que no se deben hacer ante otros rivales.

LO BUENO

1. Nunca se perdieron las ganas: Orsomarso se defendía bien y el partido ya tenía tintes de un empate. Sin embargo, los jugadores nunca se entregaron. Buscaron el resultado, a veces con más ganas que claridad, hasta que encontraron la recompensa en el minuto 86. La juventud y el hambre de victorias también llevan a ganar partidos y la primera de Real en este torneo se debe a esas ganas de hacer respetar el patio.

2. Marcó en casa y guardó el cero: No fue un resultado cómodo, pero el equipo logró marcar y evitar que le anotaran. Tomarse confianza en casa será fundamental en el certamen para pelear los puestos de vanguardia y que los delanteros marquen desde el principio les permitirá evitar presiones y nerviosismos que puedan jugarles en contra en el futuro.

3. Laterales que llegan: Aunque deben trabajar en mejorar los centros, tanto Pájaro como Gómez estuvieron activos para acompañar las jugadas de ataque y eso le permitió al equipo encontrar espacios por las bandas para abrir a la defensa contraria. En una incursión de Gómez se anotó el único tanto del partido.

4. Delanteros inquietos: El trío de arriba se mostró activo. Murillo, Obregón y Acevedo intentaron abrir el marcador en varias ocasiones. Generaron jugadas importantes y aunque solo uno de ellos pudo anotar, a todos se les ve potencial para mejorar la ofensiva del equipo.

5. La victoria: A Real Cartagena no le sobró fútbol. Pero como dijo en rueda de prensa el técnico Indaburo, lo importante era ganar y sumar los tres puntos. El entrenador advirtió que buscará ganar exhibiendo un mejor juego, pero reconoció que es mejor trabajar y corregir con los puntos en el bolsillo que hacerlo con el lastre de una derrota o empate.