Real Cartagena pasó su primera prueba: victoria en su debut

Real Cartagena pasó su primera prueba: victoria en su debut

febrero 12, 2018 Desactivado Por Opine En Deportes

El equipo cartagenero se impuso 1-0 a Orsomarso en la primera fecha del Torneo Águila y sumó sus primeros 3 puntos ante su hinchada.

Real Cartagena es un equipo con limitaciones y así lo reconoció su técnico Marco Indaburo tras el debut con victoria sobre Orsomarso, en la primera fecha del Torneo Águila.

Aunque sostiene que espera poder concretar uno o dos refuerzos más que ayuden a mejorar el juego colectivo, el entrenador destacó el sacrificio y las ganas de sus jugadores para quedarse con los tres puntos en el estadio Jaime Morón y frente a la poca hinchada que acudió a las gradas.

Real se impuso 1-0 con un tanto de Miguel Murillo al minuto 86 tras una jugada individual de Yulián Gómez. El lateral se proyectó por la izquierda, rompió líneas y centró para encontrar a Murillo, que en su segundo cabezazo en el partido la mandó a guardar.

Murillo integró junto a Jorge Obregón un ataque que promete más de lo que pudieron mostrar ambos en este primer juego.

Los dos se mostraron inquietos, se movieron por lo ancho y el centro del ataque, encararon y pisaron el área a pesar de que fueron pocas las pelotas que sus compañeros les llevaron.

Obregón tuvo una ocasión inmejorable para abrir el marcador cuando el segundo tiempo apenas tomaba forma (59’). Kevin Lugo, otro de los destacados en el medio campo, lo habilitó con pase al vacío y el delantero extremo dudó entre definir y regatear al meta rival. Terminó achicado por Óscar Ramos.

Y Murillo había avisado con un cabezazo al minuto 40 tras un libre directo que centró Yainer Acevedo. Ramos, con los dedos, alcanzó a evacuar y el travesaño impidió, de momento, el gol del delantero auriverde.

Sin ser muy claro con la pelota, Real dominó a un Orsomarso aplicado en defensa, pero con una nómina con carencias ofensivas. El planteamiento de los vallecaucanos aguantó hasta que el físico acompañó a los jugadores. Cartagena es una plaza, al igual que Barranquilla, en la que correr detrás de la pelota castiga al cuerpo y al final las consecuencias se pagan en el marcador.

Real tendrá que mejorar varios aspectos. Sin ser atacados con frecuencia y sin mayor profundidad, la pareja de Osorio y Ceballos se vio nerviosa e insegura en algunos movimientos. Pájaro falló en algunas llegadas a fondo que debieron terminar con centros al área.

Y la línea de volantes, conformada por tres centrocampistas, tendrá que afinar mejor las transiciones para conectar con los tres ofensivos, que dejan la sensación de poder ofrecer mayores peligros a los planteles que se presenten en el Jaime Morón.

La presencia de Juan José Salcedo, el máximo goleador en la historia del equipo, aún está en duda. Las directivas y el jugador no se ponen de acuerdo sobre el contrato y el entrenador manifestó en rueda de prensa sus intenciones de poder contar con él.

De momento, Real Cartagena celebra y se llena de confianza para trabajar la segunda fecha, en la que visitará a Valledupar el próximo sábado 17 de febrero.

La hinchada, que no llenó el estadio a pesar de la gratuidad de las boletas, necesita que continúen las victorias para intentar recuperar la confianza en un equipo cuyas directivas son el principal motivo de desconfianza.